SOS Racismo denuncia el aumento de redadas racistas en el barrio de San Francisco.
En los últimos días, SOS Racismo ha presenciado intervenciones de la policía municipal de Bilbao dirigidas contra un colectivo determinado: jóvenes magrebíes. Se trata de cacheos masivos a grupos enteros de este colectivo en plena calle. Lamentablemente, este hecho no es ninguna novedad y ya ha sido denunciado en diferentes ocasiones. Nos preocupa el alarmante aumento e intensidad de estas prácticas racistas. Estas actuaciones policiales, que deberían ser excepcionales, podrían estar vinculadas a declaraciones de altos mandos de la policía municipal sobre el llamado pico de delincuencia en el barrio.
El pasado viernes 2 de noviembre SOS Racismo presenció como una veintena de policías pararon a dos grupos de jóvenes magrebíes en dos puntos diferentes de la plaza Corazón de María (San Francisco). La policía rodeó a los jóvenes, los identificó y los registró en una operación que duró más de 30 minutos sin ninguna justificación, generando un ambiente de miedo y excepcionalidad en la zona.
Desde SOS Racismo-Bizkaiko SOS Arrazakeria, como asociación de Defensa de los Derechos Humanos, reiteramos:
1.- que la dignidad y la integridad física de todas las personas se deben respetar en todo momento.
2.- que cualquier actuación policial debe ser proporcionada y motivada
3.- que si la policía tiene el deber de velar por la seguridad de todas las personas debe hacerlo respetando rigurosamente los derechos de las personas, independientemente de las circunstancias.
4.- que tener como objetivo a un colectivo de un origen étnico determinado, se llama “discriminación racial” o, de manera más específica, “identificación por perfil racial” considerada en los Convenios Internacionales como agresión racista. Así lo han establecido, ente otros, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial de Naciones Unidas, la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) o la Agencia para los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA).
A los gobernantes de Bilbao y a la opinión pública, les decimos que la seguridad nada tiene que ver con redadas racistas ni cacheos masivos; que no vamos a dejar que estas actuaciones se normalicen y que nuestras calles se conviertan en escenarios de espectáculos indignantes y vergonzosos que no hacen más que criminalizar y degradar aun mas la zona. Les decimos que lo que se necesita es más intervención y justicia social en el barrio, menos especulación, más recursos, menos aporafobia, más convivencia, menos segregación, más igualdad y nada de racismo.
SOS Racismo – Bizkaiko SOS Arrazakeria.