Tras meses de lucha, en enero el Servicio de Atención Domiciliaria fue adjudicado a la empresa Aztertzen. Después de unos meses de rodadura, Eukene del sindicato ASADE nos describe en qué situación se encuentran y nos da cuenta de las mejoras conseguidas.